Tienes un segundo cerebro, y no está encima de los hombros


Tienes un segundo cerebro, y no está encima de los hombros

Tal vez creas que nuestro cerebro es una de las cosas más maravillosas que existen en el mundo, estás en lo cierto. Pero qué pensarías si descubrieras que nuestro cerebro no es el único sistema nervioso que tenemos. Actualmente todas nuestras neuronas se clasifican en tres partes, el sistema nervioso periférico, el sistema nervioso central y el sistema nervioso entérico. Este último es tan complejo que ha sido referido como el segundo cerebro.

En realidad no es tan complejo como el cerebro, pero sí contiene la misma cantidad de neuronas que el cerebro de 5 ratas, al rededor de 500 millones de neuronas y mide unos 9 metros de largo.

Lo interesante de este grupo neuronal es que es totalmente autónomo, tal como el sistema nervioso simpático y parasimpático. Además, es el precursor evolutivo de nuestro avanzado encéfalo, pues existe evidencia de este sistema nervioso en animales primitivos como gusanos otros invertebrados.

Layers_of_the_GI_Tract_english.svg

El sistema nervioso entérico se distribuye a lo largo de todo el sistema digestivo, desde el esófago hasta el ano entre las capas del tejido de estos órganos. En la capa muscular se encuentra el plexo de Auerbach y en la submucosa se encuentra el plexo de Meissner. Aunque anteriormente se consideraba a este órgano nervioso como parte del sistema nervioso autónomo, subdivisión del sistema nervioso periférico, es ahora que se le reconoce como una entidad independiente debido a su complejidad.

La digestión es un proceso complicado y es por esto que el sistema nervioso entérico es indispensable. Este segundo cerebro controla el movimiento del músculo de todo el tracto digestivo, las señales químicas para modular procesos hormonales en el cerebro, controla el grado de acidez a lo largo de los intestinos y algunas medidas como el vómito y diarrea para evitar enfermedades.

Incluso se ha relacionado a enfermedades como la de Parkinson en donde algunas teorías explican que la enfermedad inicia en el intestino y viaja a través del sistema nervioso entérico hasta el cerebro. Algo similar se ha propuesto para la enfermedad de Alzheimer y el autismo.

Byron Robinson, publicó en 1907 ‘The Abdominal and Pelvic Brain’  y Johannis Langley fue quien acuñó el término “sistema nervioso entérico”.

Vía: Conectica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s