Samsung Pay: funcionamiento, seguridad y futuro del sistema de pago


Análisis sobre el método de pago mediante smartphone de Samsung: cómo funciona, en dónde podrás usarlo y cuán seguro es pagar mediante esta nueva función de los smartphone Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge.

samsung-pay

Los nuevos Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge están gustando mucho, así lo indican los números de reservas y las primeras impresiones de sus propietarios. Pero, más allá de su pantalla, acabados y hardware hay un detalle en el que quería detenerme, analizar y compartir mis conclusiones con vosotros. Me refiero al sistema de pago, Samsung Pay.

Samsung Pay existe, tal y como fue presentado, gracias a una pequeña compañía llamada LoopPay adquirida por Samsung a principios de año. En lugar de implantar un sistema propio que controlase tanto el móvil como el terminal de pagos, LoopPay dependía de una tecnología denominada Magnetic Secure Transmission. La gran ventaja de LoopPay (Samsung Pay) frente a la competencia es que permite al usuario pagar en cualquier establecimiento que tenga una banda magnética de pagos, es decir, casi la totalidad de establecimientos.

¿Cómo funciona?

Aquí es donde la “magia” ocurre. La tecnología MST transmite los datos magnéticamente, haciendo posible que envíes tus credenciales de pago acercando el teléfono a la parte del terminal de pago por la cual deslizarías tu tarjeta de crédito. No se requiere nada adicional en el establecimiento, para el terminal de pago es como si hubieses pasado tu tarjeta.

MST funciona cuando una corriente alterna atraviesa una bobina (inducción), generando un campo magnético dinámico que cambia cada cierto período de tiempo a especificar. Los lectores de tarjetas con banda magnética, como los que empleas a la hora de pagar con tu tarjeta, reconocerán ese campo magnético si el dispositivo está dentro de su alcance (unos 7 centímetros como máximo).

Como en las tarjetas de crédito o débito, ese campo magnético contiene la información de pago. El campo sólo existe mientras el usuario decida transmitirlo y se disipa en cuanto se supera la barrera citada de los 7cm. Es decir, un cibercriminal lo tendría muy difícil para robar nuestros datos de pago. Todavía no sabemos detalles sobre si Samsung Pay ofrece más seguridad que una tarjeta en esta transmisión de los datos, parece que no, pero lo sabremos pronto.

Añadir tarjetas y usarlas es muy sencillo con Samsung Pay.

A diferencia del engorro que era LoopPay, Samsung Pay permite añadir las tarjetas con pocos muy pocos y sencillos pasos. Una vez añadida, simplemente tendrás que deslizar el dedo desde la parte inferior de la pantalla para desplegar la aplicación Samsung Pay, elegir la tarjeta con la que quieres pagar y dar tus credenciales mediante el sensor de huella dactilar. Es simple, rápido y más seguro que con una tarjeta de crédito convencional (tienes el credencial de la huella en todo momento, no puedes perder la tarjeta).

Según el siguiente comunicado de prensa, Samsung hace referencia al refuerzo de la seguridad gracias a la implicación con Knox.

El oscuro pasado de LoopPay puede ser el brillante futuro de Samsung Pay

LoopPay era una buena idea, pero su implementación era desastrosa. Estaba limitado a muy pocos terminales, necesitabas una carcasa propietaria en tu smartphone para realizar los pagos y, por si fuera poco, el usuario tenía que ajustar los cambios del campo magnético. Un engorro.

Samsung Pay se basa en esa tecnología, MST, pero la implementación es infinitamente superior: añades tarjetas, activas la aplicación, eliges la tarjeta con la que quieres pagar, posas tu dedo en el sensor y listo. Más rápido, más sencillo, con menos fricción.

Adopción y futuro

Samsung Pay estará disponible inicialmente en Estados Unidos y Corea el próximo verano, y también llegará a Europa antes de que acabe el año con Samsung Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge.

La única nube que veo en el espléndido sol de los pagos móviles con Samsung Pay es las dudas sin resolver que tengo respecto a la tecnología de pagos con chip y PIN, cada vez más establecida en España y que llegara a finales de este año a Estados Unidos. Es decir, de momento Samsung se sirve de un sistema de pago en verdad desactualizado y más inseguro que el chip como es la banda magnética. Esto no quiere decir que el sistema sea más inseguro, pero tal vez basarse en la banda magnética sea un inconveniente a largo plazo.

Via | hipertextual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: