Galería

Perros detectores de bombas… y de cáncer de próstata


cerebro

Por muy absurdo que pueda parecer esta propuesta, lo cierto es que parece una posibilidad. Al menos si tenemos en cuenta un reciente estudio publicado en una revista especializada de bastante prestigio. En él, un laboratorio de urología italiano usó dos perros acostumbrados a detectar sustancias ilegales para señalar la posible presencia de un cáncer de próstata, uno de los más comunes. La idea se basa en que sean capaces de detectar las sustancias químicas que se producen en estas situaciones. Con este sistema se pretenden, en primer lugar, obtener un nuevo punto de vista a nivel clínico y, por qué no, idear un sistema más barato, puede que fiable y sencillo de detectar esta patología. ¿Es esto posible?

Detectores del cáncer de próstata

Aunque parezca mentira, los perros fueron capaces de detectar el cáncer, correctamente, en más del 90% de ocasiones. Solo tuvieron unos pocos falsos positivos, es decir, cuando creyeron detectarlo pero no había presencia del mismo. Para ello, a los perros se les dio a oler muestras de orina de pacientes que sufren de cáncer de próstata y pacientes sanos. Entrenando a los perros como normalmente se entrenan para la detección de sustancias ilegales, estos fueron capaces de señalar a los afectados correctamente. Y la verdad es que los resultados son bastante impresionantes. Aunque solo se comprobó con dos perras, la muestra de pacientes es de 902 personas, entre controles sanos y afectados, con un 96,5% de aciertos y un 98% de especificidad. Aún más efectivos fueron al detectar las muestras de los hombres mayores de 45 años, lo que puede estar relacionado con los compuestos volátiles de la orina que se producen (o dejan de producirse) a ciertas edades.

perros detectores de cáncer de prostata

Las conclusiones son prometedoras, muy prometedoras. Aunque no hay que perder de vista la realidad epidemiológica. La prueba ha sido realizada solo con dos perros y la complejidad, tanto del sistema olfatorio como de la enfermedad, no nos permite generalizar (o al menos no deberíamos). Solo sabemos que para esos dos perros hembra, el sistema funciona. No sabemos sin funcionará con más perros, por ejemplo. Así que el siguiente paso lógico sería ampliar el estudio en busca de una metodología generalizada. Parece una locura, pero puede que los perros se conviertan en una nueva herramienta médica, algo que lleva ya tiempo rondando la mente de los médicos más extravagantes.

¿Cómo puede detectar el cáncer un perro?

Esta respuesta es bastante más sencilla de lo que parece. Aunque encierra sus misterios. El olfato del perro es increíblemente potente. La corteza olfativa de los perros es predominante, contando con unas 125 o 220 millones de células olfativas extendidas por un área considerable del cerebro. Un área unas 40 veces mayor, proporcionalmente, a la que tenemos los humanos. El olfato es el sentido más importante para los perros, grosso modo. Ahora, desde hace años se sospecha (y se sabe) que las células cancerígenas producen sustancias particulares, de las cuales, algunas, son capaces de ser excretadas por la orina. Esto es especialmente así en el caso del cáncer de próstata o el cáncer de vejiga. Aunque no sabemos qué sustancias exactamente son las que se pueden detectar, queda claro que el cáncer de próstata posee un perfil concreto de sustancias volátiles. Estas, posiblemente sean nitrosaminas, derivadas de No necesitaríamos usar perros, podríamos emplear una nariz electrónicacompuestos del amoniaco (y probablemente formadas a partir de los aminoácidos de la célula).

Las nitrosaminas son, como imagináis, compuestos volátiles y poseen un espectro bastante amplio pero concreto. Probablemente sean estas sustancias las que detectan los perros en la orina de los pacientes con cáncer de próstata. Pero volviendo al estudio, el hallazgo resulta maravilloso. Sobre todo si se confirma porque demuestra la posibilidad de realizar una prueba detectora del cáncer de próstata totalmente no invasiva y con una precisión increíble. Más incluso que la mayoría de los métodos actuales. No necesitaríamos usar perros detectores. Estos solo nos han mostrado la posibilidad de hallar un perfil concreto de olores. Y si hay olores, hay sustancias capaces de ser detectadas por una nariz electrónica, por ejemplo. El nuevo test de cáncer de próstata podría convertirse en una sencilla prueba, indolora y rápida, en unos pocos años. Es más, podría trasladarse este mismo método a otros cánceres, aunque habría que pensar en cómo. Así que lo que comenzó como una frase en apariencia chistosa, podría acabar en un descubrimiento sencillamente genial. Estaremos atentos a ver cómo acaba la cosa.

Vía: Hipertextial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s