La NSA acumula tantos datos que ya es inservible


La NSA acumula tantos datos que ya es inservible

Un agente que formó parte de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) ha decidido hacer unas interesantes declaraciones sobre uno de los órganos del Gobierno más criticados. William Binney lleva más de una década alejado de la NSA, y ahora ha decidido convertirse en un whistleblower (informador), afirmando que está “hasta las narices” de todo lo que ha visto en los últimos años.

Binney trabajó para la NSA durante más de 36 años, y esta semana decidió dar una rueda de prensa para aclarar un par de puntos importantes sobre su estado actual. Dice que los programas de vigilancia estadounidenses están capturando tantos datos que ya no son efectivos, siendo incapaces de ver datos muy importantes.

william-binney

Si hiciésemos una búsqueda en las bases de datos de la Agencia estadounidense, inmediatamente estaríamos sepultados por tanta información. No olvidemos que se especula que 4.000 millones de personas (un tercio de la población mundial) está bajo el punto de mira de la NSA. Esto nos da una idea de cuánta información es la que están manejando.

Este es el motivo por el cual no fueron capaces de detener el atentado de Boston, o los asesinatos de París. Los datos estaban todos ahí.

Binney quiere decir que la NSA no está siendo metódica con los millones de datos que está capturando, haciendo que los analistas busquen una aguja en un pajar. Él dejó su puesto un mes después de los ataques del 11 de septiembre de 2001, a causa de las controvertidas leyes antiterroristas que se aprobaron días después de los atentados.

Todo el trabajo que realizara durante años fue eclipsado por un programa más caro e intrusivo. Edward Snowden afirmó que le había inspirado el caso de Binney, filtrando posteriormente miles de documentos de la agencia a diferentes periodistas. Desde aquel momento, la NSA olvidó su inteligencia, y pasó a un modo de “capturarlo todo”.

Afirma que la NSA ahora no está tan interesada en capturar los datos de llamadas (quién llama a quién y durante cuánto tiempo). Como sabemos, con PRISM la Agencia se encargaba de recopilar datos de los principales gigantes de Silicon Valley: Apple, Google, Facebook, Microsoft, etc. Aunque esta sería una “parte menor” del proceso para capturar datos.

nsa-underwater-cable-taps

El programa “Upstream” es el encargado de conseguir la mayoría de datos, directamente de los cables submarinos de fibra óptica. Con la ayuda de sus amigos británicos de la GCHQ consiguen capturar más de 21 petabytes al día (es decir, 21.000.000.000.000.000 de bytes).

“Capturarlo todo” es el mantra actual. Pero es caro y no es efectivo.

Via || Conectica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s